Permitir florecer dones ocultos

Una de las experiencias más gratificantes de mi trabajo es el ser testigo de una surgencia del emprendimiento individual y colectivo a nivel de grupos comunitarios: operadoras de  centros de acopio de materiales reciclables; productores forestales; micro operadores turísticos;   jóvenes de ecoclubes; o productores agropecuarios, quienes responden con la apropiación de  mejores prácticas compartidas por 25 años y crean iniciativas que denotan su crecimiento empresarial, como seres humanos en desarrollo continuo, permitiendo florecer dones ocultos.

La mujeres bordadoras de La Colgada por segundo año consecutivo recibieron de manos del Presidente Calderón el reconocimiento como la empresa más productiva de FONAES, amigas que han cambiado sus vidas, se han capacitado, han asumido o domeñado retos, y para quienes  contar con un ingreso, seguramente a cambiado el equilibrio de su relación familiar, ganando el respeto y apoyo de sus esposos e hijos.

O un grupo de micro operadoras turísticas, probablemente de la comunidad más pobre de la Reserva, mujeres que perdieron a sus maridos por la migración, hombres que se fueron y no  regresaron, quedando ellas a sus propias fuerzas. Estas amigas operan el servicio de alimentos en una encantadora cafetería rural, así como servicios como guías. Con sacrificios, ellas ahorraron sus utilidades y en lugar de repartirlas,  prefirieron capitalizar su iniciativa y reunir lo suficiente para construir su primer cabaña.

O los amigos de Maguey Verde, comunidad sin oportunidades ningunas para generar un modo de vida; también gracias a su emprendimiento han conseguido mejorar sus pequeñas instalaciones y se preparan para ofertar nuevos servicios. Así podría seguir contando emocionantes historias de superación de la sociedad rural, escribiendo su propia historia, abonada con grandes dosis de fe, camaradería,  responsabilidad, y un claro rumbo de conservación, generando una ola de participación y orgullo, valorizando su capital natural, cuidando con todo esmero este pedacito querido de México.

Escrito por: Martha “Pati” Ruiz Corzo            (Imágenes agregadas por GESGIAP)

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s