Debe servirnos la voluntad

Hoy mismo las cosas no parecieran estar mucho peor que lo usual, no en nuestro mundo en donde todavía  tenemos tanto que agradecer  estar juntos, vivos y felices, nada mas, de tener una causa que me impulsa, de tener una casa que me inspira, de estar rodeada de belleza,  de una atmósfera transparente, de un silencio que acaricia, comer mis cosas favoritas, salir a caminar, tomar siestas dormida en la hojarasca debajo de un bosque, comer limas acabadas de cortar, ver el sol atravesar con sus rayos la urdimbre colorida del otoño, oir el jilguero y preguntarse a quien alaba el canto  sublime que sale de su garganta, oler los perfumes de los pastos, las flores minúsculas los helechos y los musgos, toda una amorosa fraternidad.

¡Ahhh, que bellisíma compañía¡, que paz la de los bosques, que divinas las copas de los arboles esplendidos penachos que se renuevan y pasan por todos los colores del arcoíris para llegar al verde otra vez, que feliz de estar en posesión y uso de las cosas que amo.

Realmente otro universo, la vida simple de pasado, en donde estrellas adornan la noche, ¡maravilla¡.

¿En dónde han quedado esos placeres?, esos momentos de una felicidad profunda, todos afanados a una velocidad que no nos da respiro, una demanda creciente a la velocidad del internet, que locura y dormidos avanzamos pasando los años sirviendo a un sistema , un amo que nos marca el compás y que disgrega a las familias, que llena de consumo espacios de convivencia y gozo de estar juntos.

Una gloria efímera, desechable,  sea la auto- importancia, el traje o la  o la cara fresca de la juventud, perdidos en una mascarada en donde nadie es quien debiera ser, la mayoría seres infelices sometidos a una regulación social de vacios y resequedad.

She´s Alive http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=nGeXdv-uPaw#!

(El vínculo a el video me fue enviado por una amiga francesa, tomando la obra de Yann Arthus Bertrand para comunicar la fragilidad del planeta Tierra).

Creo que vale reflexionar ante el desmoronamiento climático, social y económico, si vale seguir apostando a ese sistema, o si somos ahora nosotros el cambio, ya, ya, ya, y que tal si asumimos y resulta que de esta crisis con nuestras voluntades y la fuerza de nuestro corazón cambiamos las cosas, nos rebelamos a seguir dormidos, que tal si despertamos y decidimos cambiar, para eso debería servirnos la voluntad.

En este año que comienza, es momento de replantear, reorientar y de poner un hasta aquí a nuestro maquinal avanzar, que surja una re-evolución que encienda lo mejor por generar un mundo en donde sepamos a donde va.

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s