El síndrome de Noé

Por: Martha “Pati” Ruiz Corzo

Siempre buscando como multiplicar, sumar, levantar una ola de conciencia por la sabiduría y belleza del tejido de la naturaleza, la atmosfera sagrada de los bosques,  segura que desde los hábitats urbanos  no se tiene esa percepción del valor de la biodiversidad, de lo silvestre,  de la emergencia y de la amenaza en donde la vida se encuentra arrinconada.  Sierra Gorda es la última área bien conservada en el centro de México, eso para los que vivimos cara a cara con ese magnifico territorio que  es nuestra Reserva, ese riesgo nos urge, nos mantiene siempre esforzándonos por conseguir una mayor significado para conseguir un esfuerzo colectivo que libere presión al Planeta, desde lo local, lo nacional a lo global.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No deje que su vida transcurra sin un reencuentro con la naturaleza,  unos días en la intimidad de la sinfonía de un bosque, del mar, en el disfrute de la vida simple en donde surgen tantos recuerdos. Tanto gusto de rodearse del amor de la naturaleza en donde todo acaricia y te deleita. Asombrarse ante lo gigante y percibir sin poder calificar,  por no haber los adjetivos para eso ignoto, ese eterno en que ha venido incubándose la vida en el planeta y no puede sino sentir una gran reverencia por la Vida.

Ante el tremendo derrumbe de las instituciones, ante las carencias, las brechas tan grandes, quien sino la sociedad civil puede iniciar un orden nuevo en donde nuevas reglas,  prácticas, hábitos  apropiados, con una responsabilidad por el entorno en donde no se vale ser actores pasivos ante un derrumbe global, sino con un emprendimiento activo desde el nicho donde la vida te ubicó, éntrale al compromiso, al emprendimiento individual.

Nada comparte tanto esta sociedad global como el planeta,  los elementos que lo sostienen como un sistema cerrado, complicados servicios tejidos en la biodiversidad, su mantenimiento es vital para la sociedad moderna, nos jugamos la bio-capacidad del planeta ya tan perdida, contaminada, comprometida a la capacidad de brindar servicios ecosistémicos, los bosques, los arrecifes, los manglares. Despertemos como un colectivo que se multiplica de uno en uno,  utilizando todas las herramientas y medios  posibles para aliviarle tu huella a la tierra.

En donde nuestro capital natural cobre valor e iniciemos toda mitigación posible, restauremos procesos de mínima huella, paguemos compensaciones a los propietarios dueños de los bosques que nos brindan tantos servicios que hacen posible la vida en nuestro sistema cerrado, nuestra biosfera tan frágil, tan valiosa, tan sabia y tan agraviada.

Siempre con el síndrome de Noé, persiguiéndome, impulsándonos como  Grupo Ecológico Sierra Gorda en toda actividad posible  y tarde se nos hace para iniciar con algo más, este es un llamado a la conciencia, al emprendimiento social, somos capaces de activar una gran ola de amor y acción a todo nivel en todo lugar para ayudar en la emergencia. Es nuestro gran momento, el reto más grande al que el hombre moderno se enfrenta. Aprende más y déjate sorprender por la gravedad del calentamiento global; sí se acepta y se actúa en todo lugar.

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s